Cómo mantener tus azulejos en perfecto estado

Como tienda de azulejos en Sevilla, desde Bascón Cerámica queremos ofrecerte los mejores consejos para conseguir que tus azulejos se mantengan en perfecto estado de revista.

Y es que normalmente, al pensar en la tarea de limpiar azulejos, se nos viene a la cabeza un proceso en el cual se invierten horas. Sin embargo, como expertos en azulejos en Sevilla, queremos darte algunos trucos para que puedas realizar esta tarea en mucho menos tiempo y que no se te haga tan pesada.

Ya sea de la cocina o el baño, limpiar los azulejos no es algo complicado si atiendes a algunos consejos de limpieza básicos. De esta manera conseguirás rápidos resultados, sin importar el tipo de azulejo que sea o la suciedad que haya acumulado.

Productos para mantener perfectos tus azulejos

Los métodos caseros son bastante útiles a la hora de eliminar la suciedad de los azulejos, utilizando productos que solemos tener en nuestra vivienda:

1.   Bicarbonato: utilizar este mineral puede sacarte de más de un problema. Método de uso: utiliza como ingredientes la mitad de una taza de bicarbonato de sodio, una cucharada de jabón líquido y un cuarto de una taza de agua oxigenada. Después de mezclarlo bien y añadirlo a un dispensador de líquido, aplícalo sobre los azulejos durante 15 minutos. Poco a poco, ve limpiando los azulejos con una esponja.

2.   Vinagre: se utiliza más en azulejos de baño que de cocina. Método de uso: para empezar hay que mezclar una buena cantidad de vinagre blanco con agua en un recipiente y removerlo. Acto seguido, utilizando papel de periódico, lo aplicaremos a los azulejos y juntas. Por último, gracias a un paño mojado en agua, retiraremos los restos de vinagre de los azulejos.

3.   Cepillo de dientes: quizás sea el método más útili para limpiar los azulejos del baño y la cocina. Método de uso: simplemente hay que aplicar la pasta de dientes sobre el cepillo y proceder a restregarlo por los azulejos. Debido a los filamentos del cepillo, es capaz de acceder a las partes de las juntas más complicadas y que suelen acumular mayor suciedad.

4.   Amoniaco: este es el producto para limpiar azulejos con el que hay que tener más cuidado. ¿A qué se debe? El amoniaco es uno de los líquidos más corrosivos, por lo que un mal uso puede tener como consecuencia importantes heridas en la piel. Por lo tanto, a la hora de limpiar los azulejos debes tener siempre los guantes bien colocados. Eso sí, este producto es perfecto para los azulejos ennegrecidos por la acumulación de grasa.

5.   Vapor de agua: gracias a este método se puede reblandecer la suciedad de los azulejos, haciendo su limpieza mucho más sencilla. Por ejemplo, una buena idea es aprovechar una vez terminados de darnos una ducha y retirar la suciedad junto a alguno de los productos citados anteriormente y un paño limpio.

Eso sí, en el caso de que retirar la suciedad sea ya tarea imposible después de tantos años de acumulación, no dudes en contactar con tu tienda de azulejos en Sevilla ¡Estamos deseando ayudarte!