¿Cómo eliminar la grasa de los azulejos de cocina?

Cuando se lleva a cabo una nueva reforma de interiores en Sevilla enfocada en la cocina, es habitual que se sustituyan los azulejos por unos nuevos. En un principio lucirán de forma perfecta, pero si no se limpian adecuadamente, acabará teniendo una estética desagradable. Con el paso de los días se acumulará grasa y esto contribuirá a la proliferación de bacterias y hongos.

Trucos para arrancar la grasa de los azulejos

Afortunadamente, eliminar la grasa que está presente en los azulejos de la cocina tiene una sencilla solución. Será suficiente con que hagas uso de alguno de estos limpiadores caseros:

Vinagre y agua

Mezcla en una botella tres partes de agua caliente por una parte de vinagre blanco. Luego añade gotas de limón y agítalo perfectamente. El vinagre blanco es ácido y esto ayuda a eliminar tanto la suciedad como la grasa, además de eliminar esas bacterias que provocan los malos olores. Además de utilizarlo con los azulejos de la cocina, también sirve para los del baño.

Bicarbonato de sodio y agua

Combinando agua caliente con 1/3 de una taza de bicarbonato de sodio, hasta que consigas crear una pasta. Luego, usando un cepillo o una esponja, solo debes aplicarlo sobre el área que esté sucia y lo retiras con agua fría.

Bicarbonato de sodio y agua oxigenada

Una tercera opción es hacer una mezcla de una taza de agua oxigenada y 1/3 de bicarbonato. Se aplica sobre la zona con grasa y espera 30 minutos antes de retirarla.

Por ello, tras una reforma de interiores, es aconsejable hacer un buen mantenimiento y evitar la acumulación de grasa. Y si esta aparece, tratarlo con uno de estos remedios.